Qué ver en Cuenca en un día. Mucho más que las Casas Colgadas

¿Quieres saber qué ver en Cuenca en 1 día? Es una de esas pequeñas ciudades que te cautiva nada más visitarla y a la que estás deseando volver nada más haberte ido de allí.

La ciudad de Cuenca es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es que realmente lo merece porque es una ciudad con una arquitectura envidiable que merece la pena visitar.

Cuenca se puede visitar en muy poco tiempo ya que no es muy grande. Aquí te ofrecemos un ejemplo de un paseo que se puede dar por Cuenca.

Qué ver en Cuenca en un día

Si quieres visitar Cuenca en un día, te recomendamos que no pierdas más tiempo y disfrutes de alguna de las siguientes actividades y excursiones, con las que descubrirás la ciudad de una manera rápida y divertida:

Si estás de viaje en Madrid también puedes visitar Cuenca, que no está demasiado lejos es esta excursión a Cuenca y la Ciudad Encantada.

1. Las Casas Colgadas de Cuenca

Que ver en Cuenca en 1 dia- Casas ColgadasSin lugar a dudas, el monumento más famoso de Cuenca son las Casas Colgadas.

Se trata de unas viviendas construidas sobre la Hoz del Huécar en el siglo XV.

Las mejores vistas de estas casas se obtienen desde el otro lado del río, junto al Parador de Turismo (antiguo Convento de San Pablo) y que es un buen lugar para comenzar nuestra visita.

Las Casas Colgadas que sobreviven hoy en día son 3 y en dos de ellas, llamadas las Casas del Rey podemos visitar el Museo de Arte Abstracto.

Una vez que hemos admirado estas casas desde la mejor ubicación, podemos cruzar el famoso Puente de San Pablo, construido en piedra en el siglo XVI pero que hoy en día es de hierro después de que el original se destruyese con el paso del tiempo.

2. La Catedral de Cuenca

Cuenca - CatedralUna vez que hemos cruzado el Puente de San Pablo llegamos al casco histórico de Cuenca.

Lo primero que encontramos es la Plaza Mayor donde se encuentra la Catedral de Cuenca.

Su construcción se realizó a principios del siglo XIII tras la conquista de la ciudad donde existía una mezquita.

Es de estilo gótico con algunos elementos románicos en los que se puede observar su transición y su fachada no es la original ya que esta fue destruida en 1902 aunque se reconstruyó siguiendo el estilo original.

Junto a la Catedral podemos observar el Palacio Episcopal, donde se encuentra el Museo Diocesano.

3. La Plaza Mayor de Cuenca

Cuenca - AyuntamientoEn la Plaza Mayor podemos encontrar también el Ayuntamiento de Cuenca, del año 1733 y situado sobre unos soportales que comunican con la calle Alfonso VIII, y también el Convento de las Petras, del siglo XVIII.

Esta es una zona muy animada con bares y terrazas y numerosos restaurantes y es un buen lugar para disfrutar.

Atravesando los soportales del Ayuntamiento pasearemos por unas calles con una arquitectura típica y unas callejuelas que forman un laberinto único.

4. Por el Casco Antiguo hasta la Torre de Mangana

Cuenca - Casco AntiguoLas empinadas calles de Cuenca son excelentes para disfrutar de un paseo romántico y de admirar casas, palacios, iglesias y conventos.

Uno de esos lugares interesantes de esta zona es la Torre de Mangana, uno de los símbolos de la ciudad. Se encuentra en el lugar donde antiguamente se encontraba un alcázar, del que hoy sólo quedan unos restos, y podría tratarse de un antiguo minarete. Hoy en día ha sido restaurado.

Muy cerca podemos ir hasta la Plaza de la Merced, una plaza muy pequeña pero con mucho encanto.

En esta plaza podemos encontrar el Convento de la Merced, construido en el siglo XVIII y que destaca por su bonita fachada. Junto a él podemos ver el Seminario de San Julián, de la misma época pero no demasiado bien conservado.

5. La Zona del Castillo

Cuenca - Iglesia San PedroVolviendo a la Plaza Mayor y tras tapear en los múltiples bares de la zona o probar la gastronomía típica en alguno de sus restaurantes, podemos dejar a un lado la Catedral.

Y seguir adelante por la empinada Calle de San Pedro, donde podremos ver casas y palacios típicos que nos encantarán.

Tras una cuesta que te dejará exhausto llegarás a la Iglesia de San Pedro, de origen románico y de forma octogonal y que también destaca por su cúpula.

Podemos continuar subiendo por la Calle de San Pedro hasta llegar a la antigua Alcazaba, llamada actualmente el Castillo, del que se conserva el torreón y desde donde se tienen unas vistas geniales.

En esta misma zona existe un parking gratuito donde podrías dejar el coche y realizar la visita que te hemos propuesto en sentido inverso.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Cuenca.