Lo mejor que visitar en el Bajo Ampurdán, la Toscana española

Pueblos medievales, calas escondidas, villas marineras y otros muchos encantos es lo que nos ofrece el Bajo Ampurdán, una espectacular comarca catalana de la provincia de Girona que no deja indiferente a nadie y que muchos han catalogado como la Toscana española.

En muy pocos kilómetros encontramos una riqueza natural y arquitectónica, con una gran historia a sus espaldas, que en pocos lugares vamos a encontrar. Por eso, recomendamos visitar el Bajo Ampurdán.

Si no tienes coche para visitar estos pueblos medievales, te recomendamos realizar esta excursión guiada desde Girona que te lleva a Calella, Begur, Pals y Peratallada.

Qué ver en el Bajo Ampurdán

1. Monells, el más bonito de los pueblos medievales

Girona - MonellsDe todos los pueblos medievales que podemos encontrar en el Bajo Ampurdán, Monells es nuestro favorito. Quizás porque no está tan masificado como otros de la zona al aparecer en todas las guías o por cualquier otra razón, pero Monells nos encanta.

La visita a Monells no te lleva mucho tiempo pues es bastante pequeño, pero su arquitectura es espectacular con una Plaza Mayor que no puedes dejar de admirar gracias a sus arcos y soportales y con unos alrededores por los que no podrás dejar de caminar.

Además quedan restos de su antigua muralla y forma parte de un municipio donde también se encuentra Cruilles, otra bonita villa medieval de la zona.

2. Begur, entre la historia y el mar

Girona - Begur - Playa Sa RieraBegur es una de las localidades más conocidas y más turísticas del Bajo Ampurdán. Además, en ella podemos combinar historia y playa ya que Begur es conocida por su castillo, sus casas de indianos y sus bonitas callejuelas pero también por sus bonitas playas y calas.

Entre las playas debemos destacar la de Sa Riera y la de Sa Tuna, dos de las más bonitas de la Costa Brava. Hemos de decir que como playas no son nada cómodas pero sí son playas situadas en un entorno privilegiado siendo ese su mayor encanto.

Pasear por las calles de Begur y darte un baño en una de sus hermosas playas es algo que es casi obligado en el Bajo Ampurdán.

3. Pals, el pueblo medieval más conocido

Girona - PalsAl igual que Begur, Pals combina historia medieval con naturaleza. La villa de Pals es una de las villas medievales más bonitas del Bajo Ampurdán y posiblemente la que más visitantes recibe pues es una de las más famosas.

El pueblo de Pals se encuentra amurallado y sus empredradas callejuelas son una auténtica maravilla. Pasear por esta villa es una gran experiencia admirando sus bonitas casas, torres de vigilancia, los restos del antiguo castillo o la Iglesia de Sant Pere. A pesar de que hoy en día vive para el turismo, Pals no ha pedido su esencia medieval.

A pocos kilómetros de la villa se encuentran sus playas. La Playa de Pals es una de las más grandes de la Costa Brava, tiene 3,5km de longitud, y es una de las favoritas para los amantes del surf. La playa forma un conjunto espectaculara con las vecinas Islas Medes.

4. Palafrugell y sus playas

Girona - Calella PalafrugellEsta ciudad es una de las más grandes de la comarca y de las que más historia tiene. En la localidad hubo un antiguo castillo del que no se conserva nada y hoy su casco histórico es un buen lugar para ir de compras.

Pero si situamos Palafrugell en esta lista es por sus playas, situadas en 3 diferentes poblaciones marineras con un encanto especial y que hay que visitar.

Una de ellas es Calella de Palafrugell, la más bonita de todas. Sus pequeñas calas frente a casas marineras de color blanco le dan un aire especial, aunque no tiene nada que envidiar a las otras dos que forman las playas de Palafrugell como son Llafranc y Tamariu. Tampoco hay que perderse el maravilloso entorno natural en el que se encuentran.

5. Peratallada, donde se detuvo el tiempo

Girona - PeratalladaSi hablamos de villas medievales del Bajo Ampurdán no podemos dejar a un lado la impresionante Peratallada, una de las mejor conservadas y en donde podemos retroceder a la Edad Media sin viajar en el tiempo.

También suele tener bastante turismo pero su esencia medieval se ha mantenido. En el interior del recinto amurallado de Peratallada se encuentra un bonito castillo del que destaca su torre del homenaje. Pasear por sus calles y plazas es obligatorio mientras admiras sus bonitas casas.

Peratallada pertenece al municipio de Forallac, al que también pertenece Vulpellac, donde podemos admirar un bonito castillo medieval.

Otros lugares que visitar en el Bajo Ampurdán

Estos lugares son los imprescindibles de esta comarca catalana pero podríamos hacer una lista mucho más extensa e interminable con todo lo que podemos ver en el Bajo Ampurdán.

Podemos comenzar con la capital de la comarca, La Bisbal, con sus tiendas de cerámica y podríamos seguir por otras villas medievales como Ullastret, donde además hay un poblado ibérico, o Palau-Sator, otro de los pueblos medievales que compite en belleza con sus vecinos. Tampoco hay que perderse Púbol, donde se encuentra el castillo que Dalí regaló a Gala.

Hablando de playas podemos destacar grandes centros turísticos como Palamós o Playa de Aro, aunque a lo largo de toda la costa es posible encontrar playas más escondidas y calas preciosas en poblaciones más pequeñas.

También te puede interesar