Durante el verano de 2012 realizamos un bonito viaje en coche que nos llevó por las principales capitales centroeuropeas.

En este viaje tuvimos la ocasión de visitar Praga, Viena, Budapest y Bratislava. Y también otras ciudades de estos países como Salzburgo, Cesky Krumlov o Brno.

Fue un viaje muy completo visitando nada menos que 4 países y seguramente uno de los viajes que mejor recordamos de todos los que hemos realizado.

La preparación del viaje

Praga - Castillo de Praga - Vista GeneralA pesar de la dificultad para cuadrar destinos, horarios y lugares a visitar este viaje lo organizamos completamente por internet y a medida. Tras valorar varias opciones decidimos empezar el viaje en Praga y finalizarlo en el mismo sitio, ya que resultaba más barato el coche de alquiler. Coche que alquilamos en Budget, con recogida en la estación de tren y devolución en el aeropuerto.

El vuelo fue con Iberia y todos los hoteles, en total 6, fueron reservados en hoteles.com. En los siguientes apartados os informamos de cuáles fueron los hoteles.

Al atravesar tantos países, la moneda también fue un factor a tener en cuenta. En Austria y Eslovaquia tienen euros, por lo que no fue problema, pero en Hungría y República Checa debimos cambiar moneda, algo que hicimos en destino.

Día 1. La llegada a Praga y paseo por la Plaza Wenceslao

Praga - Plaza WenceslaoTras llegar a Praga a mediodía, recoger las maletas y cambiar moneda en el aeropuerto (lo sabemos, no es recomendable pues es más caro) fuimos hasta el Hotel Melantrich, donde pasamos 3 noches, gracias a un Shuttle contratado desde España.

Desde el hotel, situado en el mismo centro de Praga, fuimos caminando hasta la Plaza de Wenceslao, una alargada plaza de 750 metros de largo repleta de tiendas y restaurantes en la que preside el Museo Nacional de Praga y una estatua ecuestre de San Wenceslao, patrón de Bohemia. A su lado se encuentra la Ópera de Praga.

Del otro extremo de la plaza parte la calle Na Pikrope, una calle muy comercial y concurrida, que también visitamos.

Día 2. El Castillo de Praga y los barrios de Mala Strana y Stare Mesto

Praga - CastilloEste día iba a ser muy completo pues íbamos a visitar lo más importante que ver en Praga. Comenzamos muy temprano cogiendo un tranvía que nos llevó hasta Hradčany, el barrio donde está el Castillo de Praga.

En su interior no hay que perderse la Catedral de San Vito, la Sala Vladislav del antiguo Palacio Real, el Palacio Belvedere o el curioso Callejón del Oro. Se trata de una visita muy completa que te lleva bastante tiempo.

Praga - Plaza de la Ciudad Vieja - Iglesia de TynDesde allí bajamos unas escaleras que nos llevaron hasta el Barrio de Mala Strana, situado a los pies del castillo. El principal punto de interés de Mala Strana es la Iglesia de San Nicolás, una joya del barroco, situada en la Plaza de la Ciudad Pequeña, un rincón muy especial.

Muy cerca se encuentra el Puente de Carlos, el más famoso de los puentes de Praga, que cruzamos admirando sus torres y estatuas para llegar a Stare Mesto, el barrio más céntrico de la ciudad.

El principal punto de interés de Stare Mesto es la Plaza de la Ciudad Vieja donde se encuentra el Ayuntamiento y el Reloj Astronómico o la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn.

Día 3. Visita a Josefov y las sinagogas y última tarde en Praga

Praga - Cementerio JudioJosefov es el barrio judío de Praga. Allí se encuentran las famosas sinagogas judías que debes visitar en Praga. Se encuentran casi todas muy cerca siendo la más impactante la Sinagoga Pinkas, en cuyas paredes se encuentran grabados los nombres de todos los que murieron en el campo de concentración de Terezin durante la II Guerra Mundial.

A la salida está el impresionante Cementerio Judío y muy cerca la Sinagoga Española, llamada así porque recuerda a la Alhambra de Granada.

Tras visitar Josefov dimos un último paseo por el centro de Praga conociendo lugares como la Casa Danzante, la Casa Municipal o la Torre de la Pólvora.

Día 4. De camino a Cesky Krumlov y llegada a Salzburgo

Cesky KrumlovEste fue el día que recogimos nuestro coche. Lo hicimos en la Estación de Ferrocarril de Praga y con él nos dirigimos hasta Cesky Krumlov, una ciudad que nos sorprendió gracias a su castillo, sus callejuelas y sus casas de colores.

Desde allí emprendimos camino por una carretera que dejaba atrás unos paisajes espectaculares a lo largo del Río Moldava atravesando la frontera con Austria, dejando Linz a un lado y llegando a Salzburgo, al Hotel Drei Kreuz, donde pasaríamos una noche.

Lo que quedaba de tarde lo dedicamos a hacer una breve visita a Salzburgo, concretamente los alrededores de Calle Getreidegasse, la más bonita y comercial de la ciudad. Al día siguiente haríamos una visita completa.

Día 5. Visitando Salzburgo

Salzburgo - Desde la FortalezaMadrugamos para poder visitar Salzburgo ya que solo disponíamos de una mañana. Por la tarde emprenderíamos viaje hasta Viena.

El paseo lo comenzamos junto al río alcanzando rápidamente la Calle Getreidegasse, que nos lleva hasta Mozartplatz, donde se encuentra una estatua de Mozart y también la bonita Catedral.

El siguiente destino fue la Fortaleza de Hohensalzburg, a la que subimos en funicular. Desde arriba se tienen las mejores vistas de Salzburgo y la visita a la fortaleza es una experiencia única e imprescindible.

Tras bajar fuimos hasta las plazas que rodean la Catedral de Salzburgo. Una de ellas es Residentzplatz, donde está la residencia arzobispal y volvimos por Getreidegasse para visitar la Casa Natal de Mozart.

Terminamos nuestro recorrido en los Jardines de Mirabell, unos bonitos jardines, famosos por Sonrisas y Lágrimas.

Día 6. Primer día en Viena

Viena - Palacio HofburgLa noche anterior habíamos llegado al Hotel Bellevue, tras el viaje realizado desde Salzburgo a Viena por unos parajes envidiables, para pasar 3 noches.

Nuestra primera visita, tras llegar desde el hotel en tranvía, fue la famosa Ópera de Viena. Hicimos una visita guiada que nos gustó mucho y que recomendamos.

Posteriormente fuimos al Palacio Hofburg donde se pueden visitar los Apartamentos Imperiales y el Museo Sissi.

Viena - ParlamentoTras la visita al bonito palacio tocaba visitar algunas iglesias. La primera fue la Iglesia de San Carlos Borromeo y posteriormente la Iglesia Votiva, situada en el otro extremo de Ringstrasse, la principal calle de la ciudad donde también se encuentra el Parlamento de Austria o el Ayuntamiento de Viena.

Esta calle puede recorrerse andando o en el tranvía.

Desde allí fuimos en autobús hasta Hundertwasserhaus, un espectacular conjunto residencial con formas imposibles y muy colorido.

Nuestro siguiente destino fue la Catedral de San Esteban, situada en el mismo centro de Viena.

Día 7. El Palacio de Schönbrunn

Viena - La GlorietteJunto al Palacio de Hofburg y el Palacio Belvedere, es imprescindible visitar el Palacio de Schönbrunn, al que llegamos en Metro. El interior de este palacio es muy bonito pero lo realmente interesante de él son los jardines, una visita que no debes dejar de hacer.

Desde La Gloriette, situada en uno de los extremos de los jardines, se tienen las mejores vistas de los mismos y del palacio.

Tras la visita volvimos al centro de Viena para visitar los alrededores de la Catedral de San Esteban, la Iglesia de San Pedro, la Cripta Imperial, donde están las tumbas del Emperador Francisco José y su mujer Sissi, y dar un nuevo paseo por Ringstrasse con sus espectaculares edificios.

Día 8. Llegada a Budapest y primera visita a la ciudad

Budapest - Vistas desde Castillo de BudaTras desayunar, salimos de Viena con destino Budapest, donde llegamos cerca de mediodía. El hotel en Budapest, donde pasaríamos 3 noches, fue el Hotel Benczur, que por cierto, no recomendamos.

Tras descansar un poco nos fuimos en Metro hasta el centro de Budapest para comer y visitar la Basílica de San Estéban, un espectacular templo que destacar por sus dos torres. Callejeando por la zona llegamos fácilmente al Puente de las Cadenas, uno de los monumentos más famosos de Budapest.

Cruzamos el puente hasta los pies del Castillo de Buda, al que iríamos al día siguiente, y paseamos nuevamente hacia el Barrio de Pest para recorrer la Avenida Andrassy, llena de bonitos edificios que le sirven para ser Patrimonio de la Humanidad. Al final se encuentra la Plaza de los Héroes.

Día 9. Visita completa a Budapest

Budapest - Bastión de los Pescadores - InteriorComenzamos el día yendo hasta el Barrio de Buda en autobús. Allí visitamos en primer lugar la bonita Iglesia de Matías y el contiguo Bastión de los Pescadores, desde donde se tienen las mejores vistas del monumento más famoso de Budapest, el Parlamento.

Callejeando por Buda, llegamos al Castillo de Buda, no sin antes visitar un lugar que nos sorprendió muy curioso, el Laberinto del Castillo de Buda. Desde el Castillo de Buda cogimos el funicular que lleva a la parte baja de la colina y cruzamos el Puente de las Cadenas.

Nuevamente nos encontrábamos en Pest donde disfrutamos del ambiente de Vorosmarty Ter, donde se encuentra la famosa pastelería GerbeaudVaci Utca, una de las calles comerciales de Budapest. Acabamos el día disfrutando de un relajante paseo a lo largo del Danubio.

Día 10. El Parlamento de Budapest y la Ópera

Budapest - ParlamentoNuestro último día completo en Budapest empezó en el Parlemento, el edificio más famoso de la ciudad. Hicimos una visita guiada a su interior en la que nos contaban su historia y cada detalle que podríamos ver. Así nos enteramos que el edificio es tan inmenso, para lo pequeño que es el país, porque se construyó cuando el país era el triple de grande y una gran potencia.

Tras visitar el Parlamento fuimos hasta la Avenida Andrassy para volver a recorrerla y hacer una visita, también guiada, a la Ópera de Budapest, menos espectacular que la de Viena pero también muy interesante.

El día lo terminamos en el Parque de la Ciudad, situado junto a la Plaza de los Héroes.

Día 11. Un paseo por Bratislava

Bratislava - EstatuaAbandonamos Budapest y Hungría y nos dirigimos hasta Bratislava, donde pasaríamos una noche en el Hotel Apollo. Bratislava es una ciudad pequeña que nos sorprendió y nos gustó mucho. Hay gente que dice que tiene poco que ver pero no nos pareció así.

Nuestro recorrido por Bratislava no fue muy largo, ya que es una ciudad donde todo está cerca. Comenzamos en el Teatro Nacional Eslovaco y nos dirigimos hacia la Catedral de San Martín, una iglesia bastante pequeña aunque tiene rango de Catedral.

El casco antiguo de Bratislava está lleno de estatuas que parecen simular la vida cotidiana, muy típicas de la ciudad, y de pequeñas iglesias y rincones.

El recorrido lo finalizamos en el lugar más famoso de Bratislava, el Castillo, el monumento más emblemático, después de visitar la Iglesia Azul y Slavin, un monumento comunista construido en 1960.

Día 12. Visita a Brno y llegada a Praga

Brno - Catedral de San Pedro y San PabloLlegó nuestro último día completo en Centroeuropa. Tocaba un viaje, bastante largo, desde Bratislava hasta Praga, donde al día siguiente cogeríamos el avión de vuelta a España.

Por el camino está Brno, famosa por el motociclismo, pero con interesantes lugares que visitar como la Catedral de San Pedro y San Pablo o sus majestuosas plazas, entre las que destacan Svobody y Zelny. Estuvimos poco tiempo en Brno pero nos gustó mucho.

Desde allí continuamos viaje hasta Praga. Como al día siguiente cogíamos el vuelo decidimos alojarnos en un hotel del aeropuerto, el Courtyard. De esta manera solo teníamos que ir andando hasta la terminal y volver a España tras este increíble viaje.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: BudapestPragaViena