Inicio » España » Cantabria » Una ruta con lo mejor que ver en Cantabria en 4 días

Una ruta con lo mejor que ver en Cantabria en 4 días

¿Quieres saber qué ver en Cantabria en 4 días? Pues aquí te vamos a ofrecer un recorrido de cuatro días en el que conocerás lo principal que puedes visitar en esta maravillosa región del norte de España.

Por supuesto que 4 días para visitar Cantabria son pocos y son necesarios muchos más pero en ellos podrás disfrutar de prácticamente todos los lugares imprescindibles que puedes conocer. Eso sí, con más días podrás también visitar más rincones o hacer las visitas más tranquilamente, porque tendrás que ir bastante rápido.

Para realizar este viaje de 4 días por Cantabria te recomendamos alojarte en el centro de la región, por ejemplo en Santillana del Mar o Santander, ya que nos moveremos por toda Cantabria y así los desplazamientos serán más cortos.

Qué ver en Cantabria en cuatro días

Primer día en Cantabria

que ver en cantabria en 4 dias - Santander - Banco SantanderPara hacer este recorrido de 4 días por Cantabria te recomendamos aprovechar al máximo el tiempo disponible por lo que deberás madrugar bastante.

El primer día lo vamos a dedicar a Santander, la capital, donde hay mucho que ver y poco tiempo.

La ciudad de Santander está dividida en dos zonas muy diferenciadas entre sí, la zona de las playas y la zona del centro histórico, donde se encuentra la Plaza del Ayuntamiento y la Catedral de Santander, primeros lugares que visitaremos y donde comenzaremos a caminar.

Cerca están los Jardines de Pereda, uno de los lugares más bonitos de Santander, rodeados de impresionantes edificios y plazas muy interesantes, como la Plaza Porticada y la Plaza del Pombo. Recomendamos perderse por estas calles y disfrutar de la zona más histórica de la ciudad.

Visitar Cantabria en 4 días - Santander - Palacio de la MagdalenaDesde allí podemos ir caminando hasta la Península de la Magdalena, nuestro siguiente destino, donde se encuentra el Palacio Real, actual sede de la Universidad Menéndez Pelayo y comienzan las zonas de playas, entre las que debemos destacar la Playa del Sardinero, aunque cerca hay otras más pequeñas también muy interesantes.

El recorrido por Santander finaliza en el Parque del Piquio, uno de los más emblemáticos de la ciudad, y el edificio del Casino, uno de los más conocidos y bonitos de la ciudad.

Tras visitar Santander recomendamos desplazarnos hasta Santillana del Mar, situada no demasiado lejos. Se trata de una de las villas cántabras que podemos visitar en 4 días. Imprescindible, sin duda.

Recorrer el casco histórico de Santillana del Mar te transportará a otra época gracias a su Plaza Mayor, sus calles empedradas y sobre todo a la Colegiata de Santa Juliana, rodeada de imponentes palacios.

En la localidad se encuentra el Museo de Altamira, otra visita imprescindible de Cantabria. Este día ya no te dará tiempo, por lo que podemos dejar su visita para otro de los 4 días en Cantabria. Si te alojas en esta localidad puedes visitarlo a primera hora del día antes de hacer el recorrido que te proponemos.

Qué visitar en Cantabria el segundo día

Conocer Cantabria en 4 diasEn el segundo día en Cantabria vamos a visitar las villas occidentales de la región. Si te organizas bien, te dará tiempo a visitarlas todas.

La primera parada la haremos en Comillas, donde además pasaremos más tiempo que en las otras porque tiene mucho que ver y es una de las villas más interesantes.

El paseo por Comillas puede comenzar en la Plaza de la Constitución y sus alrededores antes de visitar sus espectaculares monumentos modernistas como la Capilla Panteón de los Sobrellano, el Palacio de Sobrellano y el Capricho de Gaudí. Este último de obligada visita.

En Comillas no te pierdas tampoco su cementerio modernista y la Universidad Pontificia.

Cantabria en 4 dias - San Vicente de la BarqueraTras visitar Comillas nos dirigiremos a San Vicente de la Barquera atravesando el Parque Natural de Oyambre mientras disfrutamos de los impresionantes paisajes que nos ofrece antes de llegar a la otra de las villas occidentales de Cantabria.

En San Vicente de la Barquera podremos disfrutar de monumentos y edificios como la Iglesia de Santa María de los Ángeles, el Puente de la Maza o el Castillo del Rey, que visitarás inmerso en un olor a marisco que en pocos lugares más puedes disfrutar.

La tercera villa que debemos visitar en este segundo día se encuentra en la dirección contraria pero la hemos dejado para el final por si no te diera tiempo visitarla ya que consideramos que Comillas y San Vicente de la Barquera son imprescindibles.

Estamos hablando de Suances, un lugar muy bonito con playas de gran nivel en el que puedes disfrutar de un grandioso atardecer sobre el Mar Cantábrico.

Qué ver el tercer día en Cantabria

Cuatro dias en CantabriaLlegamos al ecuador de nuestro viaje a Cantabria y todavía nos queda mucho que visitar.

Este tercer día lo vamos a dedicar a las villas orientales. Y la primera que vamos a visitar es la más alejada a Santander para luego irnos acercando.

Estamos hablando de Castro Urdiales, que también podrías visitar en tu viaje de ida o vuelta si vas a Cantabria desde Bilbao. Así podrías aprovechar este tercer día a otros lugares que te contamos al final.

Castro Urdiales es una de las villas marineras más bonitas de España gracias al conjunto que forman el Puente Viejo, el Castillo de Santa Ana y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

TCantabria - Playa de Langreras visitar el casco histórico de Castro Urdiales, nos dirigiremos a Laredo y Santoña, situadas una frente a la otra, pero muy diferentes entre sí, y que también te soprenderán. No te pierdas el olor a anchoa que se respira en las marismas de Santoña.

Una vez que ya conoces estas 3 villas, puedes visitar algunas de las playas más bonitas de Cantabria, como puede ser la Playa de Langre. El día lo podemos finalizar en la Playa de Somo, situada frente a Santander y desde, además de un atardecer inolvidable, puedes tener una bonita vista de la Península de la Magdalena.

Si has tenido la suerte de visitar Castro Urdiales en tu viaje de ida o de vuelta a Cantabria, este día te sobrará más tiempo y podrías dedicarlo a conocer Isla, Noja y Ajo o incluso visitar más en profundidad la ciudad de Santander si es que la visita del primer día te supo a poco.

Qué hacer el cuarto día en Cantabria

Cantabria - Fuente DeHemos dejado para el último la que es posiblemente la zona más bonita de Cantabria y que seguro que te sorprenderá. Los días anteriores los hemos dedicado al mar pero hoy lo vamos a dedicar a la montaña.

Los destinos son los Picos de Europa en su vertiente cántabra y la comarca del Liébana. Para llegar hasta ellos iremos por la costa hasta Unquera y ahí cogeremos una carretera que te llevará por el Desfiladero de la Hermida por un paraje asombroso que prácticamente te dejará sin habla.

Por el camino no te pierdas la Iglesia de Santa María de Lebeña, uno de los mejores exponentes del prerrománico de Cantabria. Dejaremos Potes a un lado para adentrarnos en los Picos de Europa y llegar a Fuente Dé.

En Fuente Dé tienes el impresionante teleférico que salva el desnivel de 753 metros que hay entre el Parador y el Mirador de El Cable, desde donde se tienen unas vistas geniales. De allí parten diferentes rutas por los Picos de Europa. Te recomendamos caminar un poco, aunque no hacer una ruta muy grande para no quedarte sin tiempo para hacer el resto de la ruta.

Cantabria - PotesTras bajar de nuevo iremos a dos lugares muy interesantes. Primero al pueblo de Mogrovejo, uno de los más bonitos de la comarca de Liébana y el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, un lugar de peregrinaje en el que encontramos el trozo más grande que se conserva del Lignum Crucis, la cruz en la que murió Jesucristo.

De allí nos deplazaremos por fin a Potes, la gran joya de la zona en la que domina la Torre del Infantado y el casco antiguo con sus calles empedradas, sus casonas y sobre todo sus emblemáticos puentes que cruzan el Río Quiviesa. Sin duda, Potes es un lugar que se quedará en tu memoria para siempre gracias a su belleza y su encanto.

Así terminan nuestros 4 días por Cantabria. No nos ha dado tiempo a ver todo lo que nos ofrece esta región, pero sí hemos conocido lo fundamental.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Cantabria.