Cómo visitar el Parque Arqueológico de Segóbriga. Viaje al Imperio Romano

En la provincia de Cuenca encontramos una de las ciudades romanas mejor conservadas de la Península Ibérica, Segóbriga, cuyo parque arqueológico es una visita muy interesante que te hará retroceder en el tiempo casi 2000 años.

La ciudad de Segóbriga tuvo su máximo esplendor entre los siglos I a.C y III d.C. Alcanzó su apogeo económico gracias a las minas de lapis specularis, el yeso que se utilizaba para cerrar ventanas hasta que en el siglo IV comenzó a caer en el abandono desplazándose su población poco a poco al pueblo de Saélices tras la Reconquista.

La visita al Parque Arqueológico de Segóbriga presenta un gran interés para toda la familia y es una visita muy recomendable.

Qué ver en el Parque Arqueológico de Segóbriga

Segóbriga - Anfiteatro RomanoEl recorrido por Segóbriga comienza en el mismo edificio donde se encuentran las taquillas gracias al centro de interpretación en el que podrás conocer la historia de la ciudad y la vida de los romanos en este lugar.

De allí parte un camino que te lleva hasta el Acueducto y la Necrópolis, donde podemos ver varias tumbas de origen romano aunque fueron usadas hasta el siglo VII, ya en época visigoda. Tras el camino, comienza un ascenso hasta donde se encontraba la antigua ciudad de Segóbriga, en lo alto de la colina Cabeza del Griego.

En las ruinas de la antigua ciudad lo primero que encontramos es el Anfiteatro, muy bien conservado, de forma elíptica y de 75 metros de largo que le convierten en el monumento más grande de Segóbriga. Es fácil imaginarse el Anfiteatro con 5.500 personas viendo sus espectáculos y sorprenderse con la fantástica acústica que presenta.

Cómo visitar el Parque Arqueológico de Segóbriga. Viaje al Imperio Romano 1De allí podemos ascender hasta el Teatro Romano, uno de los más pequeños de la Península Ibérica pero con un gran encanto. Se conserva el graderío y la orchestra aunque desgraciadamente el frente escénico ha desaparecido casi por completo.

El Foro Romano es otro de los lugares que podemos visitar en Segóbrica. Era la plaza principal de la ciudad y allí discurría la vida política y social de sus habitantes. Pueden admirarse los muros y columnas que rodeaban la plaza así como el Criptopórtico que servía para sostener uno de los pórticos de la plaza.

A pocos metros podemos admirar las Termas del Teatro, de las que se conserva la sala de las taquillas, las saunas y el horno, las Termas Monumentales, el Aula Basilical, a la que se accedía a través de una gran escalinata, y los restos de las Murallas.

De allí podemos volver hasta la entrada al recinto pero lo haremos por el camino de la izquierda que nos lleva en primer lugar hasta los restos de lo que fue el Circo, aquí sí que debemos usar mucho la imaginación, y la Basílica Visigoda, el primer edificio excavado en Segóbriga cuyas ruinas te ofrecen una idea de la grandeza que debió tener aquel edificio.

Información práctica para visitar Segóbriga

Horarios

  • Abril a septiembre: 10h-15h y 16h-19:30h.
  • Octubre a marzo: 10h-18h.
  • Cierra los lunes.
  • Las taquillas cierran 45 minutos antes.

Tarifas

  • General: 6€.
  • Estudiantes menores de 26 años y mayores 65 años: 3€.
  • Familias numerosas, desempleados y discapacitados: 3€.
  • Menores 8 años, gratis.
  • Martes y viernes de 16h a 18h, gratis.

Puedes encontrar más información en la página oficial del Parque Arqueológico de Segóbriga.