Inicio » Italia » Visitar la Plaza de San Pedro en el Vaticano y su basílica

Visitar la Plaza de San Pedro en el Vaticano y su basílica

La Plaza de San Pedro, en el Vaticano, no es una plaza cualquiera. Es una de las plazas más famosas del mundo y constituye en sí junto a la Basílica de San Pedro y otros edificios colindantes el país más pequeño del mundo.

Un país dentro de una ciudad. Y una maravilla que merece una visita detallada.

La preciosa plaza fue construida gracias por Bernini entre 1656 y 1667 y recomendamos visitarla (también) de noche cuando se respira tranquilidad y se encuentra iluminada.

Que ver en VaticanoVisita guiada al Vaticano y entradas sin colas

En esta visita guiada conoceréis los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro. El precio incluye las entradas preferentes, por lo que nos saltaremos las interminables colas.

Qué ver en la Plaza de San Pedro

Roma - Plaza de San PedroEn la Plaza de San Pedro existen numerosos puntos de interés y es que su inmensidad da lugar a muchos lugares que no te debes perder.

El principal punto de interés lo tienes frente a tí y debes estar varios minutos admirándolo.

Se trata de la fachada principal de la Basílica de San Pedro, la basílica más grande del mundo.

Pero al principal templo del catolicismo le dedicaremos un capítulo aparte por lo que aquí hablaremos del resto de puntos de interés de la plaza.

Roma - Plaza de San Pedro - Vista aereaAparte de la fachada el elemento que más destaca es la columnata que forma casi una elipse completa y que rodea la plaza.

Se trata de 284 columnas y 88 pilastras dispuestas en 4 filas y sobre las que se encuentran las estatuas de 140 santos que fueron esculpidas por los discípulos de Bernini.

Es realmente impresionante. Y lo comprobarás sobre todo si subes a la cúpula de la basílica.

Tampoco dejes de sorprenderte con el efecto óptico que creó Bernini y que hacen de esta plaza una obra maestra de la arquitectura.

Si te sitúas en un punto de la plaza en el que hay una placa donde pone «Centro del Colonnato«, y miras hacia la columnata verás simplemente una fila de columnas, pues las otras 3 quedarán alineadas detrás de ella gracias a un efecto óptico único.

Roma - Plaza de San Pedro - NocheSi ya te has sobrepuesto de la experiencia anterior, puedes admirar el resto de puntos de interés de la plaza, como el Obelisco, de 25 metros de altura.

El Obelisco se llevó aquí desde el Circo de Nerón en memoria de San Pedro que fue martirizado en este circo.

A ambos lados del obelisco se encuentran dos fuentes, situadas en cada foco de la elipse, una construida por Benini y la otra por Maderno.

El resto de edificios de la plaza son también muy interesantes, aunque los anteriores elementos los eclipsen. Podemos ver el Aula Pablo VI, la Posta Vaticana y sobre todo el lugar donde se dirigen todas las miradas, las ventanas de las habitaciones del Papa. Son las ventanas que se encuentran más a la izquierda en el tercer piso del primer edificio que podemos ver si miramos a la derecha de la plaza.

Y si tienes buena vista, también podrías divisar la famosa chimenea de la Capilla Sixtina por donde sale el humo blanco o negro durante los cónclaves para elegir Papa. En cualquier caso, no tiene ningún interés salvo el simbólico.