5 planes más interesantes que hacer en Cantabria con niños

Cantabria es dentro de España uno de los rincones preferidos para disfrutar de unos días de vacaciones en familia, ya que además de excelentes paisajes, localidades de gran belleza y una excelente gastronomía, ofrece una gran cantidad de planes y actividades de gran interés para hacer con los niños.

Cantabria es, por tanto, uno de los destinos favoritos de muchas familias para pasar sus vacaciones ya que los niños siempre encontrarán interesantes planes para disfrutar.

Aquí os hacemos una lista de los 5 mejores planes que hacer con niños en Cantabria.

Qué hacer con niños en Cantabria

Parque de Cabárceno

Cantabria - Parque Cabárceno - JirafasSeguramente el principal atractivo para los niños que se acercan a Cantabria por primera vez, ya que se trata de uno de los parques mejor adaptados del país y de Europa para poder contemplar una gran variedad de especies animales en semilibertad, en un paraje único que seguro que maravillará a cualquier pequeño.

El Parque de Cabárceno es un recinto natural nada tiene que envidiar al mejor de los zoológicos, ya que ofrece unas condiciones sobresalientes a sus residentes.

En él es posible contemplar desde avestruces, búfalos, bisontes, dromedarios, cebras, ciervos , gamos, hasta elefantes, lobos, leones, jirafas linces, jaguares y muchas más especies salvajes de todo el mundo.

Recorrer la Península de la Magdalena

Santander - Palacio de la MagdalenaJunto al anterior, otra de las paradas obligadas para ir con niños a Cantabria es este recomendable parque infantil en la ciudad de Santander, uno de los más divertidos y valorados de todo el país no solo por su ubicación privilegiada, sino también por su hermoso e icónico Palacio de la Magadalena, su exposición didáctica acerca de “El Hombre y el Mar” y como no, por su pequeño Zoo Marino.

En algo más de veinticinco hectáreas,  los niños pueden disfrutar de un espacio al aire libre único, privilegiado y muy cuidado, perfecto para disfrutar en familia y pasar el día en un sitio concebido inicialmente como residencia veraniega del entonces Rey Alfonso XIII, que hoy en día se ha convertido en uno de los sitios más visitados en Cantabria.

Increíble la Península de la Magdalena, tanto para niños como adultos.

Visitar el Museo de Altamira o la Cueva de El Soplao

Cuevas de AltamiraAunque no es posible visitar la cueva original, si es posible acceder al Museo de Altamira, una parada de gran interés donde poder contemplar con todo lujo de detalles una recreación de las pinturas y espacios de la cueva, una de las más famosas del mundo por su amplia riqueza prehistórica y pictórica.

La magia y el misterio de las cuevas con miles de años es otra parada recomendada para ir con niños, ya que seguro que quedarán maravillados con el pequeño tren que baja a la Cueva El Soplao y las maravillosas estancias dentro de ella como Los Fantasmas, La Gorda, o el Mirador de Lacuerre, con formaciones de estalagmitas y estalactitas de gran belleza.

Además, en Cantabria existen muchas otras cuevas que se pueden visitar y que gustarán mucho a los niños.

Subir al Teleférico de Fuente De

Cantabria - Fuente DeSi hay algo que llame la atención a los más pequeños y que seguro que querrán hacer, es el de montar en el famoso Teleférico de Fuente De, el más largo de Europa, una oportunidad única para disfrutar de uno de los pocos que hay en España, que asciende a una altura realmente sorprendente que sin duda merece la pena conocer.

Las cabinas del teleférico están diseñadas para alcanzar en pocos minutos unas alturas de algo más de mil ochocientos metros, que en ocasiones puede llegar a impresionar, especialmente a aquellos que no están acostumbrados a ciertas alturas y tienen vértigo.

Y además, desde arriba puedes comenzar a caminar y hacer algunas de las rutas que te ofrece esta zona de los Picos de Europa.

Bosque Secuoyas Cabezón de la Sal

Si los más pequeños de la casa siempre se han maravillado con las impresionantes secuoyas que se ven en las películas norteamericanas, en Cantabria tienen una oportunidad única de conocer algo similiar con el Bosque de Secuoyas Cabezón de la Sal.

Un sendero perfectamente habilitado sobre una pasarela de madera de unos doscientos metros, que nos permitirá recorrer las algo más de ochocientas secuoyas que jalona este maravilloso bosque, perfecto para que los niños puedan conocer uno de los espacios naturales de mayor riqueza del país, con árboles que pueden llegar a vivir cientos de años mientras alcanzan impresionantes alturas.

Estos son solo 5 de los planes que hacer con niños en Cantabria, pero hay muchos más. Seguro que tú ya los has descubierto.