Cómo conducir por la izquierda en países como Irlanda

En nuestro viaje a Irlanda decidimos alquilar un coche y recorrer la isla con él aprovechando las ventajas que te da disponer de un vehículo con el que moverte con libertad y llegar rápidamente al mayor número de lugares.

Así es como nos gusta viajar pero en Irlanda conducir supone un reto y es que allí, como en muchos otros países, se conduce por la izquierda por lo que muchas de las costumbres aprendidas al conducir por la derecha hay que cambiarlas.

Pero no te preocupes, es solo cuestión de práctica y rápidamente se coge el truco.

¿Cómo se conduce por la izquierda?

Irlanda - Coche alquiler - Conducir por la izquierdaConducir por la izquierda tampoco es tan difícil al final. Los primeros minutos son de gran tensión porque todo lo tienes al revés. Las marchas las cambias con la mano izquierda y aunque la posición de las marchas y los pedales es igual que en los coches con volante a la izquierda, las primeras veces exige bastante concentración.

Tras salir del parking, la primera rotonda. Hay que mentalizarse de que se gira en sentido horario aunque esto tampoco es difícil pues los carriles previos a las rotondas siempre te redirigen en el buen sentido. Lo malo es salir de ellas y acordarte que debes hacerlo por los carriles de la izquierda.

Circular por autopista no tiene tampoco ningún misterio. Los coches lentos van por la izquierda y el carril derecho es para adelantar. Y las salidas e incorporaciones están también a la izquierda. Lo que sí que cuesta un poco acostumbrarse es a ir correctamente en el carril. Lo normal es estar acostumbrado al conducir a tener cerca de ti la línea izquierda del carril y esto lleva inconscientemente a que el coche se te vaya al otro lado e invadas el otro carril. Rápido te acostumbras, pero es frecuente que pises la línea muchas veces.

Irlanda - AutopistaOtra de las cosas a las que hay que acostumbrarse es a mirar por el espejo interior correctamente. Parece una tontería pero las primeras veces, en vez de mirar al espejo miras a la ventana. Hay que acordarse de que el espejo está en el lado contrario.

Con el paso de los días ya conduces correctamente sin pararte a pensar en qué marcha metes y como si lo llevaras haciendo toda la vida. Únicamente me costaba llegar a un cruce. Ahí siempre tenía que pensar a qué carril girar y de dónde venían los coches. Pero esto es algo que me pasó también a la vuelta a España donde hubo que habituarse nuevamente a conducir por el lado al que estábamos acostumbrados.

Resumiendo, conducir por la izquierda no es nada difícil aunque sí que es necesario prestar mucha atención las primeras veces. Después lo harás bien instintivamente tras darte un par de veces con la mano en la puerta con la mano derecha al querer cambiar de marcha con la mano equivocada o al intentar entrar por la puerta del copiloto cuando tienes el coche aparcado.

También te puede interesar

Etiquetas: